Las innovaciones que acarrea el ciberperiodismo - RACO

Las innovaciones que acarrea el ciberperiodismo - RACO - Page 1
Las innovaciones que acarrea el ciberperiodismo - RACO - Page 2

Descargar

1 de 2

Las innovaciones que acarrea el ciberperiodismo


Documentos relacionados


Las innovaciones que acarrea el ciberperiodismo - RACO Transcripciones

ANÀLISI dedica este dossier central al ciberperiodismo. Recoge, de este modo, el
contenido de un seminario realizado en Bellaterra durante el curso 2007-20082
que, como este número de la revista, propone la reflexión y la investigación
sobre un tema que nos parece crucial. Porque, sin que quepan muchas dudas,
el ciberperiodismo se presenta hoy en día como un aluvión de innovaciones
que supondrá un punto de inflexión en las rutinas históricas del periodismo
y uno de los elementos clave en la transformación de la inteligencia colectiva3
y de la esfera pública, tal y como la ha planteado Habermas4.
Las innovaciones del ciberperiodismo afectan a todas las dimensiones del
periodismo: sus procesos tecnológicos de producción, sus lenguajes, mensajes
y discursos; las formas de recepción y uso; las rutinas profesionales; y, en defi-
nitiva, toda la cultura periodística y comunicativa. Repasemos estas innova-
ciones a modo de introducción.
En lo tecnológico, la convergencia mediática ha concedido cualidades
hipermediáticas a los contenidos ciberperiodísticos, lo que ha potenciado un
macromedio que combina las potencialidades y propiedades de diversos sen-
tidos —especialmente el oído y la vista— y de diferentes soportes
—auriculares, pantallas, papel y otras.
En el campo semiótico, el ciberperiodismo aprovecha las ventajas de los
lenguajes hipertextuales que permiten no sólo la existencia de nodos y alter-
nativas de lectura, sino que facilitan la navegación a través de diferentes sopor-
tes. El ciberperiodismo es la combinación —hibridación—, discursiva y mosaica,
de textos y fuentes diversos, construidos en condiciones enunciativas muy
Anàlisi 36, 2008 17-18
Las innovaciones que acarrea
el ciberperiodismo
José Manuel Pérez Tornero1
1. Catedrático de periodismo y director del Gabinete de Comunicación y Educación del
Departamento de Periodismo y de Ciencias de la Comunicación de la Universitat Autònoma
de Barcelona.
2. Organizado por el Departamento de Periodismo y de Ciencias de la Comunicación y por
el Gabinete de Comunicación y Educación, y coordinado por Santiago Tejedor.
3. Pierre Levy y Derrick Kerckhove, entre otros.
4. Cf. Historia y crítica de la opinión pública. Barcelona: Gustavo Gili, 1994. 4ª ed.; Teoría de
la acción comunicativa. Madrid: Taurus, 1981.
variadas y, a veces, no conocidas por el lector5. Estamos ante una nueva con-
vergencia discursiva que presenta un bricolaje —a veces fusión— de narrado-
res, de puntos de vista, de narratarios y de universos sígnicos y semánticos.
Los roles profesionales y las rutinas también varían. Las capacidades y com-
petencias que exige el ciberperiodismo, si bien no se han alejado demasiado
de las clásicas —capacidad de acercamiento al acontecimiento (observación),
de comprensión de la realidad (análisis) y de expresión (representación, escri-
tura y argumentación)—, sí han variado casi todos sus términos. La observa-
ción directa está siendo complementada por la necesidad de un conocimiento
crítico, de tareas de búsqueda y selección, y, sobre todo, de un nuevo saber
hacer orientado a promover la participación del público.
El ciberperiodismo desempeña, también, un papel clave en la reconstruc-
ción de la esfera pública de la sociedad de la información6 , que arrastra una
seria crisis7 : 1) Cambio en los criterios de la noticiabilidad: mercantilización cre-
ciente de la información  y espectacularización. 2) Crecimiento de la seu-
doinformación8 ligada a un exceso informacional que desemboca en la
saturación9 y en el sinsentido. 3) Creciente incoherencia de la información:
desestructuración de las referencias de espacio y tiempo y fragmentación sis-
temática (cf. Bauman10 y Richard Sennet,11 entre otros). 4) Finalmente, lo que
Carl R. Sustein12, considerando las posibilidades del ciberespacio de filtrar y
personalizar la información, diagnostica como la ruina de los intermediarios
de interés general13 —de los periodistas, entre otros— y la disolución de las
oportunidades de encuentro de los ciudadanos con opiniones diversas. 
En lo cultural, las innovaciones son muchas. Introduce nuevos símbolos y
lenguajes y nos acostumbra a formas nuevas de interpretación y de procesa-
miento simbólico. 
Sin embargo, lo llamativo es que muchas de estas innovaciones no se reco-
nocen o, incluso, se silencian y apenas inciden, salvo notables excepciones, en
las rutinas académicas e investigadoras. Sin embargo, el ciberperiodismo, como
ya hemos apuntado, presenta potencialidades y novedades que, de ningún
modo, pueden ser desdeñadas. Ojalá este número de ANÀLISI pueda contri-
buir a su reivindicación como objeto de enseñanza e investigación.
18 Anàlisi 36, 2008 Las innovaciones que acarrea el ciberperiodismo
5. «Los nuevos procesos de mediación: del texto al hipertexto». En: Comunicación y educación
en la sociedad de la información. Barcelona: Paidós, 2000, p. 73-86. 
6. Para un concepto normativo de esfera pública, cf., Jürgen HABERMAS. Entre naturalismo y
religión. Barcelona: Paidós, 2006.
7. Jay G. Blumler y Michael Gurevitch, citando a Harwood, señalan que «existe una estrecha
relación entre el declive de la ciudadanía, el declive del interés en las definiciones tradicio-
nales de «noticia» y el declive del papel del periodismo en la vida social», en The Crisis of
Public Communication. Londres: Routledge, 1994. 
8. Cf. Scott LASCH. Crítica de la información. Buenos Aires: Amorrortu, 2005.
9. Cf. Tod GITLIN. Enfermos de información. Barcelona: Paidós, 2005.
10. Vida líquida. Barcelona: Paidós, 2006.
11. La corrosión del carácter. Barcelona: Anagrama, 2005.
12. República.com, Internet, democracia y libertad. Barcelona: Paidós, 2003.
13. Andrew Shapiro ha desarrollado este tema en The control revolution, 1988.

© 2016 - 2017 Docmia. Todos los derechos reservados.