La estetica actual y las incidencias de la modernidad - Biblioteca

La estetica actual y las incidencias de la modernidad - Biblioteca - Page 1
La estetica actual y las incidencias de la modernidad - Biblioteca - Page 2
La estetica actual y las incidencias de la modernidad - Biblioteca - Page 3
La estetica actual y las incidencias de la modernidad - Biblioteca - Page 4
La estetica actual y las incidencias de la modernidad - Biblioteca - Page 5

Esto es sólo una vista previa del documento.

Descargar el documento original para ver más páginas

Descargar

1 de 337

LA ESTETICA ACTUAL Y LAS INCIDENCIAS DE LA MODERNIDAD


Documentos relacionados


La estetica actual y las incidencias de la modernidad - Biblioteca Transcripciones

UNIVERSIDAD COMPLUTENSE DE MADRID
FACULTAD DE FILOSOFIA
LA ESTETICA ACTUAL Y LAS
INCIDENCIAS DE LA MODERNIDAD
TESIS DOCTORAL
MARÍA BAÑÓN TORRES
1997
“¡Oh dicha de entender, mayor que la de imaginar o la de sentir!”
AGRADECIMIENTOS
Es práctica habitual en todas las tesis, añadir una lista de agradecnmentos a
quienes, con su ayuda, la han hecho técnicamente posible. Por mis circunstancias personales he
de extender además el agradecimiento a quienes con su apoyo y colaboración la han hecho
humanamente realizable;
En primer término a mi directora de tesis, Dra. Ana María Leyra Soriano quien
tras cada entrevista me ha hecho sentir que es legitimo y estimulante emprender un trabajo aún
siendo consciente de que con ello no se vá acambiar el mundo.
Al Dr. D. Rafael Arroyo, (del Servicio de Neurología del Dr Anciones), que
une a sus notables conocimientos una gran cordialidad, ayuda eficaz para luchar contra el feroz
desvalimiento de la esclerosis múltiple.
A la licenciada en Informática, María Antonia Lozano. (Toñi’). cabeza clara y
bien organizada donde las haya, que habiendo tomado a su cargo tratar de descubrir los
misterios del ordenador a una septuagenaria, ha tenido la delicadeza de no perder los nervios
ante sus siempre repetidos errores e incongruencias.
A Pilar Panea, mis manos y mis pies - y no es sólo una cita metafórica - pues
más de una vez me ha hecho llegar donde yo no llegaba, y coger lo que yo no alcanzaba.
A mi familia, por soportarme.
PRELIMINARES
Preliminares Pág 2
Desde las primeras lñieas de este estudio titulado ‘La estética actual y las
incidencias de la modernidad”, consideramos necesario aclarar los términos y la extensión del
mismo así como las nociones utilizadas para prever posibles decepciones o juicios erróneos que
se pudieran originar.
Por decisión de expertos oficiales y autoridades académicas, se ha tomado
como punto de partida temporal para datar el punto de inflexión de la modernidad en España la
fecha de 1.881, que coincide con la del nacimiento del pintor malagueño Pablo R. Picasso. A
partir de esa fecha se distribuirán los fondos de las principales pinacotecas nacionales, que
pasan de una parte a aumentar los ejemplares incluidos en la nómina de obras anteriores a la
modernidad - del año 1.881 hacia abajo - y por otra - de 1.881 en adelante - las oficialmente
modernas. Bien entendido que: ello no implica perentoriamente juicio alguno sobre el carácter
de su modernidad, pero precautoriamnente impedirá dispersar la obra catalogada bajo una misma
atribución personal aún cuando dicha obra no quede del todo amparada por la fecha de 1.881
aceptada (aclaramos: en el caso por ejemplo del mismísimo Picasso, obras suyas, si las hubiere,
del periodo azul o rosa, figurarían siempre bajo “Picasso”. zanjándose de antemano toda posible
discusión sobre su modernidad, como sería el caso si se atendiese de modo dominante al
criterio estilístico).
La estética anual y las incidencias de la modernidad María RaBón Torres
Preliminares Pág 3
Se ha publicado una lista con treinta y tantos nombres que se encuentran en
dicha situación’.
Por otra parte, la adopción del afio 1.881 como fecha clave hacia la modernidad
en España, actualiza el nombre de Picasso como artista español, a veces tomado por francés o
italiano dados suscomienzos en París y la gratk de su segundo apellido.
No vale que se nos a]egue que la Historia del Arte se confunde por lo general
con la lista de los nombres de los artistas. Son tantas las implicaciones económicas que esto
conlieva que preferimos dar la lista a pie de página, en vez de dentro del contexto de la tesis,
teniendo en cuenta el carácter teórico que queremos dar a la misma.
La base de toda .la analítica de la estética es la definición del gusto como
facultad de juzgar lo bello. Empecemos por establecer que el análisis de lo bello empezará
siendo una analítica del juicio acerca de lo bello, y no de lo bello mismo. Incluiremos en el
análisis datos sociológicos, epistemológicos. históricos, experimentales, quizá anecdóticos
Aunque se omiten en el teno normal de este estudio los nombres son:
Anglada Carnarasa, Aurelio Artera. Gustavo Bacarisse, Ramón Casas, Jos¿ Ciará. Eduardo Chicharro, Juan de Echevarría. Julio González.
Manolo fugué. Francisco Isurrino. P.Alberr Marques. Joaquín Mir, Isidro Noncíl, Ramón Picbot. Nicanor Piñole, Nicolás Raurich, Darlo de
Regoyos. los¿ M Rodr(guez Acosta. )ulio Romero de Torres. Santiago Rusiñol. Francisco Sandia, José M’ Sen. Joaquín Sunyer, Evaristo
Valle, José María Vila. Javier de Winthuysen, Josa Ramón Zaragoza. Valentin de ZubiaurTe e Ignacio Zuloaga.
Se añade que la comisión de apenes estudiará las pasibles excepciones que puedan surgir en el futuro y resolverá las cuestiones que se
planteen en cada caso.
La estética anualy las incidencias de la modernidad Maria RaBón Torres
Preliminares Pág 4
o económicos por darle actualidad y de pasada añadir algo sobre las funciones lógicas del juicio
de gusto desinteresado. El paralelo entre ideas estéticas e ideas de la razón puede establecerse
ya que se trata de nociones simétricas: la idea estética hace entrar en juego la imaginación,
mientras que la idea de razón es un concepto al que ninguna representación imaginativa puede
parecer adecuada.
Y ante todo, vale la pena dar un paso atrás y preguntarse: ¿Qué era lo moderno
para el hombre medieval, para el hombre del renacimiento, para el neoclásico, para el
romántico, para cualquier hombre de cualquier época que podamos tomar como referencia,
para así llegar hasta idéntico planteo en el hombre de hoy?. Fuerza será recoger, además, el
principio que formula Simone Weil:
“La oposición entre hacer y elporvenir es absurda. Elfuturo no n~s da nada.
Nosotros si, para construir elfi¡turo le damos nuestra vida misma. De todas
las necesidadesdel alma humana, nada hay tan vital como elpasado”.
John MacHale, en un libro “Ihefuture oftheJñture”, hace una digresión sobre
el sentido del futuro que no por extraña es menos exacta, a la luz de lo que antecede:
‘El flauro del pasado está en el futuro, el fi¡taro del presente está en el
pasado,y elfuturo delfi¿turo está en elpresente
La estética actualy las incidencias de la modernidad. María Bailón Torres
Preliminares Pág 5
Glosando debidamente el párrafo anterior con lo que ha dicho Simone Weil,
tenemos una réplica completa para nuestro caso, y más aún complementándola con lo que
sigue, debido a Ortega y Gasset:
‘El arte no es un juego ni una actividad suntuaria: es más bien 4.) una
explicación habida entre elhombrey el mundo “.
Este principio, no vacilamos en ponerlo como consideración inicial, en esta
tesis.
A este respecto, bueno será referimos a Ortega y Gasset, con un párrafo que
figura en la misma página y que dice:
‘En realidad esapretendida sustancialidad naturalista del arte es un supuesto
gratuito. Y es un supuesto además de gratuito, vanidoso y limitado, creer que
aquellos estilos des-semejantes del nuestro son resultado de no poder dibujar,
pintar o esculpir mejor Más vale pensar lo contrario, pensar que las diversas
épocas tienen distinto quere;; distinta voluntad estéticay que pudieron lo que
quisieron, pero quisieron otra cosa que nosotros”. (Bien estará retener este
concepto, que habremos de sacar a colación a propósito del arte moderno)
La estética actualy las incidencias de la modernidad María Bailón Torres
Preliminares Pág 6
La introducción del término modernidad en el titulo de esta tesis implica la
necesidad de aclararlo. El concepto de modernidad es por si mismo volátil y las numerosas
palabras empleadas en su entorno (actualidad y actual, contemporaneidad, simultaneidad,
coexistencia, coincidencia, sincronismo, novedad, innovación, coetáneo etc.) más lo confunden
que lo aclaran. Igual que Ezra Pound cuando dice “todas las épocas son contemporáneas”.
Sigamosa Focillon y su “Vie desFormes”:
‘El hecho de que los diversos modos de acción sean contemporáneos, es decir,
percibidos en el mismo instante, no implica que todos se encuentren en el
mismopunto de desarrollo ‘S
Es decir, las épocas son contemporáneas, pero el mismo Focillon aclara aún
más:
‘En una misma fecha la política, la economía, lo artístico, no ocupan la
misma posición en sus curvas respectivas y la línea que los une en un
momento dado, casi siempre essinuosa “.
Focillon dice también, unas líneas más abajo, al parecer dirigiéndose a Taine:
La estética actualy las incidencias de la modernidatL María Bailón Torres
Preliminares Pág 7
‘Rodemos preguntarnos si ese magnjfico ideólogo de la vida (Taine) al
sustituir el lleno de la cultura humana por el vacío activo del tiempo ha
hecho algo más que cambiar de mitología”. (se refiere a la sustitución de
Saturno, de la mitología romana, por Cronos, de la griega)
Ese es, precisamente, nuestro propósito: tratar de llenar el vacio activo del
tiempo con etileno de nuestra cultura, aunque dada la complejidad de la misma y la extensión
de los saberes que la misma supone no podamos referirnos a ella más que con una sencilla
enumeración, que se irá encontrando bajo el título general de “Incidencias Tecnológicas” e
“Incidencias Cien4ficas”, sucesivamente con los apanados particulares de la Fotografía, el
Láser, la Holografía, la Realidad Virtual y el Arte asistido por Ordenador, y bajo el segundo
concepto los Fractales, los Regímenes Turbulentos, la Teoría del Caos, y una ligerísima
referencia a los temas fundamentales de la Biología Molecular, antecedentes todos ellos
recogidos bajo el titulo de “Incidencias Cien4ficas” en la tesis. En sistema aparte, después,
como “Incidencias Sociológicas”, figurará una referencia a la Modernidad y a la
Posmodernidad, cuestiones ambas que se pueden tratar paralelamente, además de unas cuantas
lineas sobre la comunicación eficaz.
La estética actualy las incidencias de la modernidad. María RaBón Torres
INCIDENCIAS
HISTÓRICAS
Prefacio a las incidencias histéricas Pág 9
Al conceder a este apartado una importancia capital, bueno será anticipar que
en lo que concierne a las ideas generales relativas a] progreso histórico en su totalidad, es
adecuado preguntarse si ideas e historia avanzan siempre constructivamente, positivamente,
hacia adelante tal y como parece mostrarel estudio “a posteriori”, pasados los años, de lo que
se llaman ciclos históricos en Filosofía de la Historia, y en este estudio preferimos llamar, más
infantilmente. francos existenciales, quizá insistiendo en su carácter láctico o pueril más que en
su tono doctoral. ¡Con la sanción del tiempo, todo parece más grave!. En palabras de Luis
Racionero:
“Lo ideal seria que los grandes cambios (...) sucedieran armoniosamente <1.)
pero las olas y bandazos provocados por estos impactos 4.) han de ser
amortiguados por la sociedad como puede ... a menudo con grandes
c4ficultades llamadas éxodo agrario, concentración urbana, 4) etc. Tantas
revoluciones políticasy tecnológicas requerían urgentemente una revolución
cultural que izo se ha dado; en este desfase reside la raíz de los males que
perturban la sociedad contemporánea “2 “Elprograma de la Ilustración (U) ha
naufragado en las dudasdel SigloXJXy las catastrofícas certezas del LV..)
La estética actualy las incidencias de la modernidad. María Bailón Torres
Prefacio a las incidencias históricas Pág 10
Ante estas anticipaciones, se comprenderá que en lo que atafie a nuestras
incidencias históricas nuestra información se limite modestamente al episodio de la
Industrialización, apenas seguido de unas líneas sobre la Ecología.
Fernand Braudel afirma:
“No hay Historia unilateral, izo la dominan en exclusiva ni los conflictos de
las razas, ni los poderosos ritmos económicos, ni las constantes tensiones
sociales, ni ese espiritualismo d?/i¡so de Rankepor el que son sublimados, a su
modo de ver, el individuo y la amplia Historia General, <½)ni la presión
demografica, ese empuje vegetativo de consecuencias retardadas sobre la vida
de las colectividades. El hombre es mucho más complejo”. (F. Braudel, La
Historia y las Ciencias Sociales. Alianza Editorial, sa reimpresión 1.990, pág.
25)
Y el mismo Braudel se refiere luego al libro de Pierre Francastel “Peinture et
Societé” (ed. Audin, Lyon, 1.951) y subraya que:
“a partir de losprincipios del Renacimientoflorentino, la permanencia de un
espacio pictórico geométrico era incuestionable, y nada habría de alterarlo
hasta el cubismoy la pintura intelectual de principiosde nuestro siglo”.
La estética actualy las incidencias de la modernidad. Maria Bailón Torres
Prefacio a las incidencias históricas Pág II
(De hecho, el libro de Francastel lleva por subtítulo “Naissance et Distribution d’un espace
plastique de la Renazssance au Cubisme”).
Y añade Braudel:
~ universo aristotélico izo jite prácticamente impugnado hasta Galileo,
Descartes y Newton; se desvanece entoizces coite un universo profundamente
geometrizado que, a su vez, había de derrumbarse mucho más tarde, ante las
revoluciones einstenianas’S (Braudel, ibid., pág. 72)
Además de estas ideas generales, se imponía estudiar las referentes al sujeto
agente de los cambios y la evolución. Mucho tiempo después pudo afirmar K Popper (1.985):
“El yo psicoflsico es el programador activo del cerebro,
computador”. (K. R. Popper, El Yo y su cerebro, editorial
Universidad. Barcelona, ia edición 2~ reimp. 1.985, pág. 135)
que es el
Labor, col
Y añade el fisiólogo Sir John Eccíes (ibid.) la siguiente pregunta:
“¿Cómo apareció la conciencia en los hominidos primitivos?... De alguna
manera increíble se estaban moviendo hacia nuevos niveles de asociación cotí
La estética actualy las incidencias de la modernidad. Maria RaBón Torres

© 2016 - 2017 Docmia. Todos los derechos reservados.