Partido socialdemocrata de suecia - Socialdemokraterna

Partido socialdemocrata de suecia - Socialdemokraterna - Page 1
Partido socialdemocrata de suecia - Socialdemokraterna - Page 2
Partido socialdemocrata de suecia - Socialdemokraterna - Page 3
Partido socialdemocrata de suecia - Socialdemokraterna - Page 4
Partido socialdemocrata de suecia - Socialdemokraterna - Page 5

Esto es sólo una vista previa del documento.

Descargar el documento original para ver más páginas

Descargar

1 de 18

El Partido Social Demócrata de Suecia


Documentos relacionados


Partido socialdemocrata de suecia - Socialdemokraterna Transcripciones

Una introducción
El Partido Social
Demócrata de Suecia 

Suecia es una democracia parlamentaria con una monarquía constitucional. El monarca tiene
simplemente funciones representativas. En la constitución se dice que todo el poder surge del
pueblo y que el parlamento es la máxima representación del deseo del pueblo. Desde 1921 tene-
mos sufragio universal. Los ciudadanos mayores de 18 años tienen derecho al voto.
Suecia es miembro de las Naciones Unidas desde 1946 y de la Unión Europea desde 1995.
Pertenece al Consejo de Europa y a la Organización para la Cooperación y la Seguridad en
Europa. También es miembro del Consejo Nórdico.
Hoy Suecia tiene una población de aproximadamente 9 millones de habitantes. Alrededor
de un millón son inmigrantes – la ciudadanía se puede optener después de un periodo de 
residencia de 5 años.
En la actualidad la tasa de desempleo es de un 4%. El 78% de las mujeres y el 80% de los
hombres en activo tienen un puesto de trabajo. El 85 % de los trabajadores pertenecen a algún
sindicato. Los acuerdos de mejoras colectivas se aplican en todo el mercado laboral.
Algunos datos sobre Suecia
1
2
Parlamento
El Parlamento Sueco (Riksdagen) está formado
por 349 miembros que se eligen cada cuatro
años mediante elecciones generales. De la misma
manera que eligen los gobiernos provinciales y
los ayuntamientos.
El Parlamento toma decisiones sobre leyes
y asuntos constitucionales, decide sobre el pre-
supuesto estatal y elige el Primer Ministro 
– la normativa dice que si el candidato no recibe
más de 174 votos en contra, entonces puede 
formar gobierno. El Primer Ministro es Göran
Persson, líder del Partido Social Demócrata.
Elecciones 
parlamentarias, 
la base del poder
El Partido Social Demócrata Suecia, sap, se
fundó en 1889. El partido tuvo baja representación
en el parlamento durante las tres primeras 
décadas de su historia, hasta que no se instauró
el sufragio universal en 1921. En 1917 el partido
subió al poder por primera vez, formando 
coalición con el Partido Liberal para conseguir
la democratización de Suecia.
El Partido se ha mantenido fuerte durante
Elecciones parlamentarias
0
10
20
30
40
%
50
Partido Social 
Demócrata 
Partido 
Conservador
2002
an
1994198819821976197019641958195219441936
3
los últimos 70 años – 61 de estos Suecia ha estado
gobernada por social demócratas. Durante todo
este periodo se han representado en el parla-
mento de 5 a 7 partidos.
Los resultados desde 1932 a 1968 son para 
la segunda cámara (cámara baja), elegida direc-
tamente por votación. Desde 1970 tenemos un
parlamento unicameral con un 4% de represen-
tación.
Desde 1932 a 1968 las elecciones para elegir
la segunda cámara se celebraban cada cuatro
años. En 1958 se celebraron unas elecciones 
extraordinarias. Desde el año 1970 al año 1994 las
elecciones para el parlamento unicameral tenían
lugar cada tres años. Desde 1994 el período entre
las elecciones volvió a ser de cuatro años.
Nuestro sistema electoral es estrictamente
proporcional – para ganar por mayoría absoluta,
un partido debe llegar al 50% de los votos popu-
lares válidos.
Las elecciones suecas han sido notablemente
estables a lo largo de los años a pesar de ser un
sistema multipartidista. El bloque socialista,
compuesto por los social demócratas y los 
comunistas/excomunistas, se ha enfrentado al 
bloque no socialista, formado por los partidos
conservador, liberal y de centro. En los últimos
años los demócrata-cristianos han llenado el
sector no socialista, mientras los verdes han 
sido un factor impredecible en medio de los 
dos bloques.
Normalmente los social demócratas han 
establecido gobiernos en minoría negociando
apoyos en el Parlamento. Desde 1951 a 1957 for-
maron un gobierno de coalición con el Partido
de centro. Durante la Segunda Guerra Mundial
hubo una gran coalición de todos los partidos,
excepto los comunistas.
Como se puede observar en el gráfico, los
social demócratas solo llegaron al 50% de los
votos en dos ocasiones, en 1940 (53,8%) y en
1968 (50,1%). En ambas ocasiones los factores
externos jugaron un papel decisivo – en 1940,
después de la derrota finlandesa por la Unión
Soviética en la guerra de invierno y después de
la ocupación alemana de Dinamarca y Noruega,
en 1968 después de la invasión soviética de
Checoslovaquia. Por otra parte, la política 
doméstica y la habilidad de la oposición para
encontrar una estrategia común han influido
mucho en los resultados de las elecciones.
La, de alguna manera, inestable posición 
de los social demócratas en la década de los 
noventa se puede explicar, en cierta manera,
entre los votantes socialistas por la apertura de
la economía sueca a los mercados globales y a
las transacciones internacionales. Por primera
vez en la historia el desempleo se convirtió en
un tema de debate en la política sueca, seguido
del incremento de la deuda nacional. Cuando
los social demócratas volvieron al poder en 1994
se vieron obligados a reformar el estado de bie-
nestar y a reducir los beneficios de un sistema en
parte desmesurado, que derivó en unas grandes
pérdidas para la izquierda en 1998: estas pérdi-
das se recuperaron casi totalmente el año 2002.
Desde 1998 los social demócratas han man-
tenido una cooperación parlamentaria con el
partido de izquierda y los verdes en temas de
política económica. Esta cooperación no incluía
4
la política exterior y de seguridad, ya que ambos
partidos están en contra de la pertenencia de
Suecia a la Unión Europea (ue).
Democracia Social –
teoría y práctica
Con el paso de los años, los cambios de progra-
ma se han ido sucediendo de acuerdo con la ex-
periencia. El pensamiento socialista tradicional
nunca tuvo una influencia dominante sobre la
política: ya en los años 30 las ideas sobre la na-
cionalización de los recursos de producción fue-
ron rechazadas. La industria sueca siempre ha
estado en manos privadas en más de un 90%.
En el último programa de partido del 2001,
las palabras de honor eran libertad, equidad 
y solidaridad. “El ser humano es una criatura
social que se desarrolla y crece en cooperación
con otras personas…”
“La bondad común presupone la solidari-
dad … la unidad que se origina desde el interior
… que la mejor sociedad es aquella que se fun-
damenta en la cooperación.”
“La solidaridad no excluye el desarrollo y el
éxito individual.”
“La democracia social quiere que los ideales
de la democracia caractericen la sociedad entera
… . Nuestro objetivo es una sociedad sin … 
diferencias de clases, discriminación 
sexual o divisiones étnicas…”
En el último programa la diferencia entre 
el mercado y el capitalismo se dejó muy clara:
“El mercado es necesario para una pro-
ducción eficiente que crea y vuelve a crear los
recursos para el bienestar. El capitalismo y las
economías de mercado han de mantenerse 
5
separadas. La economía de mercado es un 
sistema de distribución donde los bienes y los
servicios  cambian de manos con el dinero 
como medio de intercambio. El capitalismo es
un sistema de poder con un retorno al capital
como norma predominante.”
Durante las décadas de los 50, 60 y 70, el
estado de bienestar moderno de Suecia funda-
mentó a los social demócratas. La economía era
fuerte y estaba en expansión, las finanzas públi-
cas iban bien. El “modelo sueco” era mundial-
mente famoso. El pragmatismo caracterizaba 
la política, más que las teorías. La mayoría de
reformas sociales se realizaban a nivel municipal
y provincial, cosa que las hacia más fáciles de
entender y aceptar por parte de los ciudadanos.
La descentralización se convirtió en el método
para las políticas de bienestar.
Desde los años 80, el clima favorable para
las políticas social demócratas cambió. La crisis
del petróleo de los años 70 y el fuerte debate 
sobre sistemas de energía aportaron nuevas 
dimensiones a la política. La creciente globali-
zación de la economía dificultó el paso de la 
política económica a un nivel nacional – la anti-
gua cooperación entre el movimiento laboral 
y el capital sueco estaba desapareciendo.
Al principio de la década de los 90 fue 
cuando las ideas neoliberales llegaron a cotas
máximas de popularidad, inspiradas desde los
Estados Unidos y Gran Bretaña. El egoísmo se
convirtió en el nuevo ideal. Esto se combinaba
con el populismo con sabor a xenofobia, una
mezcla con la que la democracia social no podía
combatir – en 1991 perdieron poder.
Durante la época de oposición, 1991– 1994,
se invirtió mucho esfuerzo en debatir como 
reformar el estado de bienestar y restaurar la
economía. Después de la victoria en las eleccio-
nes de 1994 estas reformas económicas se lleva-
ron a cabo. En el período de 1998–2002 hubo
una aceptación creciente, ayudada por una 
situación económica prosperante.
Retos para el futuro
Los retos para el futuro son, como siempre,
defender la democracia ante las fuerzas del
mercado. Dicho de otra manera, combatir el
pensamiento neoliberal. En los últimos años,
se ha producido intentos por parte de los parti-
dos neoliberales de debilitar, e incluso destruir,
el sector público de sanidad, educación y servi-
cios sociales. De hecho las elecciones del 2002
fueron una victoria gracias a las ideas social 
demócratas sobre el sector público. Los votan-
tes rechazaron los esfuerzos para privatizar 
la sanidad, los servicios educativos y sociales 
e introducir un elemento de beneficio privado
en estos sectores.
Los asuntos medio ambientales están co-
brando importancia. La economía actual no se
preocupa lo suficiente por el mal uso y la explo-
tación de los recursos necesarios para próximas
generaciones. El programa del partido dice:
“Las generaciones actuales no tienen derecho a
empobrecer los recursos naturales y el medio
ambiente que también es la base de la vida de
futuras generaciones.”
6
“La política basada en la equidad debe ir 
dirigida a todas las formas del ranking social”,
de acuerdo con el programa de partido. La desi-
gualdad basada en el género debe combatirse.
La igualdad de derechos y deberes por parte 
de mujeres y hombres en la vida familiar, profe-
sional y social son demandas que justifican que
los social demócratas sean llamados “feministas”.
Suecia, hoy, es una sociedad multiétnica.
La inmigración ha traído consigo más de un
millón de personas de diferente origen étnico 
a nuestro país. Luchar contra la discriminación
de estos nuevos grupos de ciudadanos es otro
reto para el futuro, y más ahora con los éxitos
electorales de partidos populistas y xenofóbicos
en otros países europeos.
Como han podido
mantener su fuerza
los social demócratas?
El movimiento social demócrata ha dejado su
huella en el desarrollo de Suecia durante el siglo
pasado. Una explicación básica para este hecho,
es que más que un partido político, ha sido un
movimiento popular.
Cuando hoy damos consejo a las nuevas 
democracias de la Europa Central y del Este,
les decimos que deben construir “la sociedad 
civil”, que no es más que instar a los ciudadanos
a participar en el desarrollo de su propia socie-
dad, adquirir responsabilidades. Esto es exacta-
mente lo que pasó en Suecia hace cien años:
sindicatos, asociaciones moderadas, organiza-
ciones juveniles, y cooperativas de comercios,
todas contribuyeron a desarrollar la idea de que
la gente debe tener su propia vida en cooperación
con los demás. Así es como comenzó la “Suecia
de los movimientos populares” – incluso hoy,
en general los suecos pertenecen al menos a
cinco asociaciones. Trabajando en movimientos
populares la gente se habitúa a adquirir respon-
sabilidades para su propia sociedad y aprende a
como ha de funcionar una organización demo-
crática. Estas organizaciones enseñan a sus mi-
embros a como trabajar de manera democrática.
Se puede decir que los movimientos populares
actúan como complemento de la democracia
parlamentaria.
Se ha convertido en habitual para el Partido
Social Demócrata pedir contactos cuando nue-
vos movimientos populares estallan y ayudan a
dar un perfil político a su mensaje. Un ejemplo
de esto es lo que pasó después del referéndum
sobre energía nuclear en 1980, cuando el partido
invitó a participar a los activistas: el partido
consiguió miembros nuevos y activos, y el debate
se volvió más intenso – y más difícil de moderar.
Todo esto significa que a veces los miembros
del partidos y las organizaciones locales se opo-
nen a su propio partido, especialmente cuando
el partido está en el gobierno. Hay que decir
que la independencia es la norma desde las or-
ganizaciones locales hacia arriba. Esto, claro, da
al partido un debate más intenso y substancioso.
7
Cooperación con 
el sindicato – LO
La cooperación más importante con otros sec-
tores de la sociedad es, sin embargo, las estre-
chas relaciones entre el partido y los sindicatos.
La Unión General de Trabajadores de Suecia
(lo) se fundó en 1898, y desde el principio los
contactos con el sap fueron fuertes e intensos.
Así ha sido siempre. Cuando las relaciones no
han sido buenas, los resultados electorales del
partido han caído. La lo y los sindicatos afilia-
dos tienen dos millones de miembros, una 
parte considerable del electorado, 6,5 millones.
Otros sindicatos, sin conexiones con partidos
políticos tienen 4,4 millones de miembros.
Durante mucho tiempo la base de la lo ha
estado formada por trabajadores de la industria.
Actualmente son los trabajadores del sector 
servicios (público y privado) quienes forman la
mayoría de la lo.
La lo y sus afiliados juegan un papel muy
importante en el trabajo del partido. El presi-
dente de la lo siempre está presente en el comité
ejecutivo de siete miembros del partido, por
ejemplo, y en cada nivel organizativo la lo tiene
una influencia considerable. A cambio, el partido
puede contar con grandes contribuciones elec-
torales. Como se puede prever, esto siempre ha
sido motivo de ataque por parte de otros parti-
dos y grupos interesados. Sin embargo, esta
cooperación ha garantizados a los trabajadores
asalariados una voz a la política de Suecia.
La organización 
del partido
Nivel nacional
Hay cierto paralelismo con la organización 
del estado y la organización de partido. El
Parlamento nacional y el Gobierno central 
gobiernan el país. A nivel nacional el congreso
del Partido se reúne cada cuatro años. Tiene 
350 delegados, nombrados por los partidos de los
distritos según las votaciones de los miembros.
En el congreso se decide la comité nacional, el 
líder del partido, el secretario general, el comité
ejecutivo, se decide sobre los estatutos y sobre 
el programa del partido. Los miembros indivi-
duales y diferentes órganos de Partido tienen
derecho a presentar mociones en el congreso.
De entre los congresos, la comité nacional 
es el máximo órgano de decisión del partido.
Tiene 33 miembros y 15 suplentos. La sede 
del partido en Estocolmo es la oficina de la 
comité nacional. Está liderada por el Secretario
General, que se elige en el congreso, y tiene 
alrededor de 60 funcionarios.
Nivel de distrito
A nivel provincial (regional) la Diputación pro-
vincial es el máximo órgano de decisión, mayor
responsable de la sanidad y los hospitales, y con
derecho a cobrar tributos a sus ciudadanos. La
organización correspondiente es el Partido 
comarcal. Hay 23 Diputación Provinciales y 26
partidos comarcales, debido a las divisiones en
las grandes ciudades. El partido comarcal es el
responsable de la política comarcal y nombra a
8
sus candidatos para las elecciones parlamentari-
as, basándose en los resultados de las elecciones
municipales. La comarca también nombra can-
didatos para la Diputación Provincial.
La organización del partido comarcal está
dirigiendo y coordinando actividades organiza-
tivas, educativas e informativas dentro de su 
esfera de responsabilidad. También está plane-
ando el trabajo de las elecciones en la comarca 
y proporciona apoyo a las organizaciones y 
partidos locales. Cada comarca tiene una oficina
con al menos un funcionario con dedicación 
total y diferente personal.
Nivel local
En Suecia los municipios tienen un papel muy
importante. Los 289 municipios tienen sistemas
independientes de contribución y la mayoría 
de los ingresos se mantienen a nivel local. Para
los trabajadores suecos los impuestos locales y
comarcales son mucho más importantes que 
los estatales. Estos significa que la gente puede
ver, y, con suerte, aceptar como se utilizan sus
impuestos.
El partido municipal, la comuna de los tra-
bajadores, representa a los Social Demócratas 
en todos los municipios. El nombre expresa la
tradición de crear una administración basada en
El 34 congreso del Partido en Västerås.
9
las necesidades del Trabajo. En la tarea diaria del
partido, el nivel municipal es el más importante.
La comuna de los trabajadores está dirigido
por un comité ejecutivo donde tanto los parti-
dos locales como las organizaciones locales de
la lo están representadas. Las mujeres, los jóve-
nes y los inmigrantes son bastante activos en es-
te nivel. El moderno sistema de bienestar social
se lleva más a cabo en los municipios, mientras
que el gobierno nacional lo coordina.
La comuna de los trabajadores tiene un 
comité ejecutivo, pero las decisiones más im-
portantes se toman mediante una reunión gene-
ral de los miembros, o en grandes comarcas, me-
diante una reunión de los representantes.
La mayoría de los comunes de trabajadores tiene
funcionarios y personal con dedicación total.
Hoy en día, el partido tiene 152.000 miem-
bros. Como otros partidos, el número ha 
descendido en los últimos diez años, aunque 
este año se ha estabilizado. Un 41% de nuestros
miembros son mujeres.
El nivel más bajo de organización es la 
asociación local o Sección. Lo más normal es
que cubra una pequeña parte de la geografía de
la comarca.También hay secciones en los pues-
tos de trabajo, organizando grupos especiales de
inmigrantes, pensionistas que tienen sus propios
grupos “de guardia”. En la actualidad tenemos
alrededor de 2.500 secciones.
La asociación/sección del partido local es
donde nuestros miembros pueden influir, ya
que estas unidades son partes independientes
del partido. Pueden expresar sus opiniones 
sobre cualquier tema político, pueden escribir
mociones a los congresos, pueden llevar proble-
mas locales a la municipalidad, etc. La asociaci-
ón/sección tiene una labor muy importante 
organizando estudios y llevando a cabo activi-
dades de formación de opiniones.
Para concluir podemos decir que la duradera
fuerza del partido Social Demócrata en la política
sueca se fundamenta en los siguientes pilares:
cooperación con los sindicatos, un fuerte auto-
gobierno local en combinación con un fuerte
organización del partidos a todos los niveles,
una cierta capacidad de autooposición y de
mantener un debate interno activo y constante.
Publicaciones
El partido publica cada semana un diario,
Aktuellt i Politiken (Asuntos políticos coti-
dianos), que analiza el debate político habitual
en el país y en el partido. El partido también
edita una revista para el debate y la discusión
ideológica, Tiden (Tiempo), con seis temas 
por año.
10
Las finanzas del partido
Todos los partidos políticos del parlamento han
firmado un acuerdo para informar voluntaria-
mente de sus ingresos cada año. El trabajo del
partido se finanza de cuatro maneras distintas:
Cuotas de los miembros
Cada nivel del partido decide sobre las cuotas
de los miembros. Todos los miembros pagan a
la sección local, la comuna de los trabajadores,
al partido del distrito y a la organización central,
cosa que significa que las cuotas de una parte
del país varían en comparación con la otra. La
media de cuota por año es de 30 Euro.
Fondos públicos
Los partidos que han elegido para el Parlamento,
las diputaciones provinciales y los ayuntamientos
reciben fondos públicos basados en el número
de escaños que poseen. Este fondo supone una
importante fuente de ingresos para todos los
partidos y refleja la visión sueca que afirma que
los partidos políticos son los portadores de la
democracia parlamentaria.
Loterías
En Suecia los juegos de azar se pueden promo-
ver desde el Estado y desde organizaciones sin
ánimo de lucro. El partido promueve diferentes
loterías que proporcionan ingresos a todos los
niveles de la organización inmersos en la venta
de números de lotería.
Donaciones
Las donaciones al partido provienen tanto de
fuentes privadas individuales como de organiza-
ciones. Como se ha comentado antes, las dona-
ciones en época de campaña electoral por parte
de los sindicatos son de especial importancia.
La Democracia 
Social de Suecia, 
parte de 
un movimiento 
mundial
Los Social Demócratas mantienen una coo-
peración internacional con la Internacional
Socialista  que comenzó en 1889. Es la mayor
familia política y todavía continua creciendo.
Actualmente el número de partidos miembros
de todo el mundo es de 142. A pesar de esto,
11
Europa sigue siendo el mayor campo de cultivo
para la democracia social. Desde 1989 se han
sumando nuevos miembros de Europea Central
y Oriental. La paz, la libertad, la democracia, la
justicia y los derechos humanos son los objeti-
vos comunes.
Los partidos social demócratas hermanados
de los países de la ue y Noruega forman parte
del Partido Socialista Europea, pse. Los parti-
dos de ideologías semejantes de los países aspi-
rantes están asociados. La idea es desarrollar la
cooperación europea sobre una base popular.
El grupo pse es el segundo más grande 
actualmente en el Parlamento Europeo.
Los miembros social demócratas suecos 
del Parlamento Europeo tienen una oficina
propia en Bruselas y  Estrasburgo. Además hay
cuatro oficinas regionales a su disposición.
Los partidos social demócratas y las confe-
deraciones de sindicatos de los países nórdicos
tienen su propio comité de cooperación (samak)
para promocionar un intercambio de ideas a 
alto nivel. De esta manera el movimiento de
trabajadores nórdico ha desarrollado un pensa-
miento democrático y social.
El Centro Internacional Olof Palme 
está ayudando al movimiento obrero sueco en
su esfuerzo por dar ayuda internacional e 
incrementar el conocimiento sobre asuntos 
internacionales. El centro publica informes 
y organiza seminarios. También coordina la 
ayuda para desarrollar la democracia y las 
tareas solidarias con el Tercer Mundo y con 
los países de la Europa del Este.
Otras organizaciones
dentro del 
movimiento obrero
Existen organizaciones independientes, también
llamadas organizaciones secundarias, para gru-
pos dentro del movimiento social democrático
que también operan a nivel local, regional y
central.
ssu – la organización de la juventud social
demócrata. Miembro de iusy, Unión
Internacional de Juventudes Socialistas.
s-kvinnor - organiza el movimiento 
femenino y es miembro del Movimiento
Internacional de Mujeres Socialistas.
Studentförbundet – organización de estudian-
tes social demócratas. Miembro de iusy.
sksf/Broderskapsrörelsen – partido de los
Cristianos Social Demócratas, miembro 
de lisr, Liga Internacional de Socialistas
Religiosos.
Todas estas organizaciones están representadas
en los órganos que lideran el partido.
Un apunte histórico
1881 August Palm, un sastre radical del
Sur de Suecia, volvió de Alemania y dio su 
primer discurso en su país, con el título “¿Qué
quieren los Social Demócratas?”
1889 Se funda el Partido Social Demócrata
de Suecia en un congreso en Estocolmo donde
la mayoría de delegados fueron elegidos por los
sindicatos.
1896 Hjalmar Branting es elegido al Parla-
mento como el primer miembro del Partido
Social Demócrata.
1898 Se funda la Confederación Sueca de
Sindicatos (lo).
1917 Los Social Demócratas cooperan por
primera vez en una coalición de gobierno con
los Liberales. La organización de la juventud
deja el Partido y crea el movimiento Comunista.
1918 La lucha en favor del sufragio univer-
sal finaliza con éxito. El Parlamento acepta la
reforma del estatuto constitucional que se
transforma en ley en 1920.
1920 Hjalmar Branting forma el primer
gobierno Social Demócrata. La mayoría en el
Parlamento, de todas maneras, era no socialista.
1921 Las primeras elecciones con sufragio
universal, con el voto de las mujeres. Se consi-
gue la Democracia.
1925 Branting muere. Le sucede como 
12
Primer Ministro Richard Sandler y Per Albin
Hansson como líder del Partido. El gobierno 
dimite en 1926.
1932 Después de una victoria devastadora,
Per Albin Hansson forma gobierno. Durante los
años 30 se introducen grandes reformas, incluy-
endo los subsidios por desempleo, la mejora de
las jubilaciones, vacaciones, higiene dental, pu-
estos de trabajo para combatir la tasa de paro.
1939–45 La Segunda Guerra Mundial,
gobierno nacional tolerante. Los Social Demó-
cratas prepararon un programa de paz propio,
dirigido a erradicar el desempleo mediante la 
redistribución y mejorando la calidad de vida.
1946 Per Albin Hansson muere y le sucede
Tage Erlander como Primer Ministro y líder del
Partido.
1951 Coalición de gobierno con Partido de
Centro. Los años 50 representaron una inversión
en educación e investigación, construcción de
viviendas, subsidios por enfermedad, y tras una
gran manifestación que incluyó el referéndum 
a nivel nacional y un gobierno Social Demócrata
independiente, después de 1959 se instauró un
servicio general de pensiones.
1954 Todas las restricciones de movilidad,
residencia y libre circulación de trabajadores ciu-
dadanos de Dinamarca, Finlandia, Noruega y
Suecia se eliminaron.

© 2016 - 2017 Docmia. Todos los derechos reservados.