LIbROS Y REVIStAS REcIbIdOS tEctÓNIcA N° 35 2G N° 58/59 mARK

LIbROS Y REVIStAS REcIbIdOS tEctÓNIcA N° 35 2G N° 58/59 mARK - Page 1
LIbROS Y REVIStAS REcIbIdOS tEctÓNIcA N° 35 2G N° 58/59 mARK - Page 2

Descargar

1 de 2

lIbROS Y REVIStAS REcIbIdOS


Documentos relacionados


LIbROS Y REVIStAS REcIbIdOS tEctÓNIcA N° 35 2G N° 58/59 mARK Transcripciones

82 CIUDAD Y  NEGOCIO
lIbROS Y REVIStAS REcIbIdOS
Patricio mardones hiche
tEctÓNIcA N° 35
VENTILACIÓN
2G N° 58/59 
KAZUO SHINOHARA.  CASAS
mARK N° 34
Cuesta ver a tectónica como una revista: es más 
bien un apretado libro dedicado, cada vez, a un 
asunto constructivo y arquitectónico específico. 
En esta oportunidad es la ventilación, evidente-
mente en la perspectiva de la eficiencia energética 
y el aprovechamiento de los mecanismos naturales 
y físicos para la renovación del aire al interior de 
los recintos, la encargada de motivar las reflexio-
nes principales que este número quiere instalar.  
 Introducidas por un ilustrativo texto de 
Ramón Araujo, dos obras de uso público sirven 
como casos ejemplares al respecto: un centro 
cultural en una nave industrial en España –há-
bilmente intervenida por los arquitectos Nieto 
Sobejano– y un mercado de mediana escala en 
Portugal a cargo de Cruz, Almeida y Soares. Junto 
a la sección que da nombre a esta entrega, se pre-
sentan completos análisis constructivos de proyec-
tos a cargo de Jordi Badia y RVR arquitectos: en 
ellos, los característicos dibujos axonométricos de 
gran formato de tectónica ayudan a compren-
der las asociaciones entre materiales, productos 
y componentes que les dan forma física. Cierra 
la edición, como siempre, un extenso dossier de 
productos de la construcción.
Las últimas ediciones de la revista holandesa 
MARK oscilan entre la vertiente más pop de 
la cultura arquitectónica actual –centrada en 
la producción de novedades, óperas primas y 
exploraciones formales variadas y a veces tedio-
sas– y la concentración en temas impopulares 
en la discusión disciplinar, abordados con una 
rara originalidad. Y el penúltimo número del 
año es, nuevamente, una muestra esa condición 
mestiza. La publicación del recién inaugurado 
Museo de Arte y Ciudad en Ordos, a cargo de 
Ma Yansong, es pródiga en fotografías a doble 
página que retratan caballos, locales en elabo-
rados trajes tradicionales y niños usando zapa-
tillas de plástico a todo color mientras recorren 
las salas de un museo aparentemente vacío; 
la irregular cáscara curva que cubre el edificio 
disimula la sorprendente ortogonalidad de las 
salas de exposición. Unas páginas más ade-
lante, el francés Jean Poderos explica cómo en 
su editorial, Les Éditions Courtes et Longues, ha ido 
construyendo –con empeño y dificultad– una 
colección de libros de arquitectura para niños 
en el intento por responder a la pregunta ¿cómo 
se interpreta una imagen? y expandir el enten-
dimiento de los códigos arquitectónicos entre 
quienes no son arquitectos. 
 Es en esos momentos, cuando la línea de 
la revista toma distancia de la avalancha de 
coloridas renderizaciones y se detiene en áreas 
grises y poco transitadas, cuando la lectura de 
la voluminosa MARK comienza a ser necesaria y 
gratificante.
A estas alturas ya un clásico de cualquier buena 
biblioteca de arquitectura, 2G toma por sorpresa 
a sus lectores cada cierto tiempo con números do-
bles de impecable intensidad. La edición dedicada 
a las casas de Mies van der Rohe, publicada en 
2009, dejó la vara muy alta para sus sucesoras. Y 
el número dedicado a Shinohara pareciera tomar 
en buena forma el relevo: tres ensayos extensos y 
un Nexus con cuatro textos del propio Shinohara 
contextualizan una selección de casas unifami-
liares construidas entre 1959 y 1988, que incluye 
la Casa en una calle en curva o la conmovedora Casa 
Tanikawa.
 Los propios editores explican las escasas 
publicaciones existentes sobre Shinohara y la 
tardanza en la publicación de este proyecto edito-
rial, cuyo primer intento hicieron en 2001, cinco 
años antes de la muerte del arquitecto. Shinohara 
“ejercía un control tenaz sobre las publicaciones 
de su obra… escogía a conciencia todas las foto-
grafías que se usarían para publicar cada una de 
sus obras, y él mismo redactaba la mayor parte 
de los textos descriptivos”. Se trataba de un 
arquitecto reacio a molestar a sus clientes con 
intromisiones de editores y fotógrafos, y renuente 
a mostrar los posibles cambios producidos en 
las obras con el tiempo, el uso y las ocurrencias 
de sus usuarios. Las páginas de esta monografía 
reflejan bien, a pesar del paso del tiempo y la 
ausencia de una interlocución con el autor, esa 
actitud gentil y al mismo tiempo severa con que 
este arquitecto de la posguerra abordó el mundo 
doméstico como el eje de su reflexión disciplinar.
José María Marzo, Carlos Quintáns (directores)
ATC Ediciones, S. L., Barcelona 
Cuatrimestral, mayo de 2011
118 páginas, 21,3 x 29,7 cm, color
Texto castellano
Web: www.tectonica.es
Arthur Wortmann. (editor en jefe), David Keuning (editor)
Mark Publishers, Ámsterdam 
Bimensual, octubre de 2011
224 páginas, 23 x 29,6 cm, color
Texto inglés
Web: www.mark-magazine.com
Mónica Gili (directora); Moisés Puente, Anna Puyuelo (eds.)
Editorial Gustavo Gili, Barcelona 
Trimestral, noviembre de 2011
290 páginas, 23,3 x 30 cm, color
Texto castellano, inglés
Web: www.ggili.com
83CIUDAD Y  NEGOCIO
SUmmA+ N° 117
TOPOGRAFÍAS CONSTRUIDAS
El cROQUIS N° 157
STUDIO MUMBAI
ARQUItEctURA cOAm_
FUNdAmENtOS N° 363
Esta edición de summa+ presenta un conjunto 
de proyectos aparentemente dispersos, pero 
cruzados por una idea recurrente en la discusión 
arquitectónica hoy: el territorio. Reuniendo 
una vasta selección de arquitectura del paisaje, 
urbanismo y edificios caracterizados por gran-
des superficies expuestas o por un compromiso 
importante con el suelo excavado, la edición se 
cierra con tres ejemplos de micro arquitectura 
territorial. 
 El primero es el parque botánico Inhotim, 
en las afueras de Belo Horizonte, que mezcla una 
reserva y colección botánica que ocupa 300 ha 
con una serie de pabellones dispersos mayorita-
riamente destinados a la exhibición de la obra de 
un solo artista; el segundo es la Ruta del peregri-
no en Jalisco, una senda de casi 120 km de largo 
punteada por una decena de estaciones, donde 
arquitectos de México, China, Suiza y Chile 
construyeron miradores, paradores y santuarios. 
Finalmente, una selección de proyectos de título 
construidos por la Escuela de Talca en el valle 
del Maule, en Chile, muestra otra posibilidad de 
intervención en un extenso territorio, a partir 
de intervenciones mínimas y ligeras, levantadas 
con tecnologías de bajo impacto y mano de obra 
apenas calificada.
La calidad del proyecto y la construcción parece 
ser el principal hilo conductor que recorre el 
índice de la revista del Colegio de Arquitectos de 
Madrid. Paradójicamente, en medio de la abun-
dancia de argumentos, especulaciones formales 
y arquitectura impresa, esta edición concentrada 
en un poco más de una docena de propuestas de 
formatos y ubicaciones diversas parece sorpren-
dentemente refrescante; cuatro breves textos van 
intercalados entre las obras estableciendo una 
conversación tan culta como informal.
 La presentación simultánea del Museo 
Insel Hombroich de Siza o el Museo de las 
Colecciones Reales en Madrid, de Mansilla y 
Tuñón con obras “menores” como una cabaña 
para observación de pájaros, una torre metáli-
ca de agua o la intervención temporal de Luis 
Longhi en las ruinas del incendiado teatro 
Municipal de Lima, confirman la mirada abierta 
de los editores, quienes declaran interesarse en 
obras “compuestas de lo idéntico y lo diverso”.
Los problemas económicos y políticos en Europa 
y ee.uu. han vuelto los ojos de arquitectos y es-
cuelas de arquitectura del hemisferio norte hacia 
escenarios menos usuales como fuentes de con-
tenido e inspiración. Afortunadamente, porque 
gracias a esos desvíos hoy circula en el mundo 
algo más de información sobre Brasil, Australia, 
Sri Lanka y particularmente India, origen de 
uno de los estudios de arquitectura más origina-
les de la década y a quienes el croquis dedicó 
su último número: Studio Mumbai.
 Premiado en la Bienal de Venecia de 2010, 
el trabajo de Studio Mumbai se caracteriza por 
una fuerte aproximación al trabajo artesanal, 
la recuperación de un sentido colectivo de la 
arquitectura y la apropiación de técnicas de 
intensa mano de obra y raigambre popular. Se 
trata de un equipo de más de 100 personas, 
fundamentalmente carpinteros con oficio de 
arquitectos, liderado por Bijoy Jain, formado en 
la Universidad de St. Louis en ee.uu. 
 Una extensa conversación entre Jain y el 
Dr. Balkrishna Doshi abre la edición y ayuda a 
entender el contexto del trabajo emprendido por 
Studio Mumbai. Su lectura pone en perspectiva 
el conjunto de casas publicado, todas en una 
abierta relación con la exhuberante vegetación 
india, y donde puede palparse la refinada sen-
sación de lo hecho a mano y la incoporación de 
elevados márgenes de error, el verdadero lujo 
hoy por hoy.
Fernando Diez (director editorial)
Donn S.A., Buenos Aires 
Bimestral, septiembre de 2011
144 páginas, 24,5 x 34 cm, color
Texto castellano
Web: www.donnsa.com.ar
Arturo Franco (editor)
Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid, Madrid 
Junio de 2011
108 páginas, 21,5 x 26 cm, color
Texto castellano, inglés
Web: www.revistaarquitectura.com
Fernando Márquez Cecilia, Richard Levene (eds.)
El croquis editorial, Madrid 
Trimestral, octubre de 2011
240 páginas, 25 x 34 cm, color
Texto castellano, inglés
Web: www.elcroquis.es

© 2016 - 2017 Docmia. Todos los derechos reservados.