María Jesús Funes (ed.) A propósito de Tilly. Conflicto, poder y acción

María Jesús Funes (ed.) A propósito de Tilly. Conflicto, poder y acción - Page 1
María Jesús Funes (ed.) A propósito de Tilly. Conflicto, poder y acción - Page 2
María Jesús Funes (ed.) A propósito de Tilly. Conflicto, poder y acción - Page 3
María Jesús Funes (ed.) A propósito de Tilly. Conflicto, poder y acción - Page 4
María Jesús Funes (ed.) A propósito de Tilly. Conflicto, poder y acción - Page 5

Esto es sólo una vista previa del documento.

Descargar el documento original para ver más páginas

Descargar

1 de 7

A propósito de Tilly. Conflicto, poder y acción colectiva


Documentos relacionados


María Jesús Funes (ed.) A propósito de Tilly. Conflicto, poder y acción colectiva Madrid, Centro de Investigaciones Sociológicas, 2011 Transcripciones

450 • LIBROS / BOOK ReVIeWS
RIS, VOL.70. Nº 2, MaYO-aGOSTO, 445-472, 2012. ISSN: 0034-9712 
María Jesús FUNeS (ed.)
A propósito de Tilly. Conflicto, poder y acción colectiva
Madrid, Centro de Investigaciones Sociológicas, 2011
La primavera árabe, las revueltas en 
atenas, el movimiento 15 M, el movimiento 
Occupy Wall Street… son solo un ejemplo 
de las protestas que se han sucedido en el 
planeta a lo largo del año 2011. Protestas 
que han convulsionado al mundo, haciendo 
historia e influyendo de forma activa en los 
acontecimientos que han marcado el deve-
nir histórico de nuestro tiempo presente. Y 
es que millones de personas han salido a 
las calles en señal de protesta y han mar-
cado un antes y un después en la forma de 
expresar la indignación y la repulsa hacia lo 
establecido. en definitiva, la expresión del 
poder popular. Un  poderque en los últimos 
tiempos ha expresado su malestar con la 
situación política y económica haciéndose 
oír y pidiendo cambios en las calles de las 
principales ciudades de países democrá-
ticos, movilizándose en Madrid, Londres, 
Nueva York o atenas; y que ha sido capaz 
de conseguir derrocar regímenes dictatoria-
les en países como Túnez, egipto o Libia. 
Un clima de revueltas populares en 
el que resulta más necesario que nunca 
entender el surgimiento y las repercusio-
nes de la acción colectiva y el conflicto 
social. Conceptos a los que dedicó su obra 
Charles Tilly (1929-2008) y cuyo estudio 
resulta fundamental para entender por 
qué el mundo vive un momento marcado 
por revoluciones y revueltas, tal y como se 
desprende de la lectura del libro editado 
por María Jesús Funes, que recoge la 
bibliografía completa de este sociólogo, 
historiador y politólogo norteamericano y 
que constituye una invitación a profundizar 
en la obra del autor y en su preocupación 
por analizar la acción de protesta, las 
revoluciones populares y explicar cómo 
las bases sociales pueden incidir en la 
marcha de la historia.
Un libro publicado en la colección 
“academia” del Centro de Investigaciones 
Sociológicas (CIS), fruto de unas jornadas 
celebradas en mayo del 2009 y que cuenta 
con la participación de autores españoles 
e internacionales expertos en el trabajo 
del pensador contemporáneo. Un proyecto 
ambicioso que presenta a un autor quizá 
desconocido por el gran  público cuyo 
conocimiento, reflejado perfectamente en 
el discurso del texto, presenta a un perso-
naje sencillo y humilde capaz de abordar 
el análisis sociopolítico, pero también la 
vida y avatares de la gente común desde 
una concepción interdisciplinar y multidi-
mensional, reflejo de las relaciones entre 
sociedad y política. Un reto que parece a 
priori difícil por la prolífica obra del autor y 
la versatilidad de los temas tratados por 
el mismo:  desde la sociología histórica 
al estudio de la contienda política y de 
los movimientos sociales, pasando por el 
uso de la metodología de la catalogación 
de eventos, los modos de investigación 
relacional o la formación del estado y la 
sociología urbana entre otros; y que, sin 
embargo, se resuelve con una sorpren-
dente recopilación exhaustiva del trabajo 
de Tilly, guiada desde la reflexión y el 
estudio de casos, logrando amenizar las 
exposiciones con la aportación de aspectos 
poco conocidos de su obra, convertida en 
LIBROS / BOOK ReVIeWS • 451 
RIS, VOL.70. Nº 2, MaYO-aGOSTO, 445-472, 2012. ISSN: 0034-9712 
indiscutible argumentario para la  aplicación 
de sus trabajos a situaciones pasadas 
y presentes cuyo entendimiento resulta 
imprescindible para el conocimiento de la 
realidad en la que nos movemos.
en total 350 páginas que, pese a 
su desarrollo coral, conforma una única 
reflexión que se divide en catorce capítulos 
agrupados en cinco partes operativas. el 
libro comienza con tres capítulos dedicados 
a realizar un estudio global de la obra sin 
estudios de casos, donde se sitúa al autor 
en un contexto bien parcelado en el que 
se aprecian las influencias que ha recibido 
de otros autores, así como la evolución y 
aportación realizada a las ciencias sociales 
desde un punto de vista secuencial; una 
segunda parte, que recogeestudios objeti-
vos sobre el análisis de las revoluciones y 
los estados nacionales; una tercera cuya 
protagonista es la acción colectiva conten-
ciosa y una cuarta dedicada al estudio de 
la violencia política. además se incluye al 
final del libro, un exhaustivo estudio de toda 
la bibliografía de Charles Tilly, a cargo de 
alberto Martín. 
Primera parte: La aportación de Charles 
Tilly a las Ciencias Sociales
Los tres capítulos que conforman esta 
primera parte del libro resultan sin duda la 
parte más densa en lo que se refiere a con-
tenido, pues se trata de una revisión de las 
teorías y enfoques del autor homenajeado, 
sin la inclusión de casos prácticos. el primer 
capítulo, titulado “Charles Tilly y el análisis 
de la dinámica histórica de la confrontación 
política”, a cargo de eduardo González 
Calleja, resulta especialmente interesante 
por la visión panorámica que ofrece y que 
sirve de presentación del propio Tilly y de 
su evolución en cuanto a pensamiento 
y temáticas estudiadas. Un capítulo que 
contrasta con el segundo, “Las dos lógicas 
de la explicación en la obra de Charles 
Tilly: estados y repertorios de protesta”, 
mucho más analítico y centrado en lo que 
su autor, Ramón Máiz, denomina las dos 
líneas maestras de investigación  de Tilly: 
1)los mecanismos y procesos macro que 
2)explican la interacción entre la construc-
ción y democratización de los Estados y 
la acción colectiva y sus repertorios, pero 
analizados desde una dimensión ontológica 
y epistemológica, aplicada al trabajo del 
autor estudiado en los diferentes momentos 
evolutivos de su obra hasta la superación 
del horizonte estructuralista y el estructu-
ralfuncionalista. 
Termina esta primera parte con un 
tercer capítulo, “De lo macro a lo micro 
en el análisis relacional de Charles Tilly”, 
cuyos autores son Salvador aguilar y María 
Jesús Funes. Un capítulo dedicado a hacer 
una revisión del esfuerzo metodológico 
realizado por el autor a lo largo de su vida, 
cuyo principal interés radica en el hecho 
de que los autores centran el interés en la 
parte seguramente más desconocida de 
Tilly que, sin embargo, resulta crucial para 
comprender los avances que obtuvo en 
otros temas más notables.
Segunda parte: revoluciones y estados 
nacionales
Comienza esta fracción del libro con 
un capítulo a cargo de ana Haro González, 
titulado “el estado en Charles Tilly: entre 
452 • LIBROS / BOOK ReVIeWS
RIS, VOL.70. Nº 2, MaYO-aGOSTO, 445-472, 2012. ISSN: 0034-9712 
la centralidad y el olvido. Nuevamente 
encontramos un análisis evolutivo de una 
de las piezas fundamentales en la obra del 
norteamericano. Para el autor, resultaba 
fundamental lograr explicar el éxito de 
los estado-nación, desde su formación. 
Para ello, Tilly estudió los cambios polí-
ticos, sociales y tecnológicos acaecidos 
en europa desde el Medievo. Con todo, 
Haro González concluye que son dos las 
aproximaciones con las que Tilly estudia 
el estado-nación: una primera basada en 
las condiciones y trayectorias que llevaron 
al Estado–nación a imponerse como la 
organización política más eficaz y reco-
mendable para los Estados europeos —a 
mi parecer sin duda una de las aportacio-
nes más valiosas de la carrera de Charles 
Tilly— y una segunda aproximación desde 
sus estudios sobre democratización, en los 
que el estado es un agente fundamental en 
el mencionado proceso de consolidación 
democrática.  Quiero destacar al respecto 
de este capítulo, la superación de la sim-
plicidad con la que en muchas ocasiones 
se asocian las reflexiones de Tilly sobre 
el estado –nación a sus trabajos sobre la 
contienda social. Sin embargo, en el libro 
analizado se superan los reduccionismos 
obvios y se apuesta por un aspecto más 
desconocido del autor que, como he dicho, 
considero indispensable.
The Vendée, primer libro publicado por 
Tilly en 1964 a raíz de una revisión de su 
tesis doctoral, centra el estudio del quinto 
capítulo titulado “Revolución y contrarre-
volución: The Vendée y las raíces intelec-
tuales de la sociología histórica de Charles 
Tilly”. Sin duda un capítulo que constituye 
un verdadero homenaje al trabajo realizado 
por Tilly para aunar Sociología e Historia y 
convencer de la necesidad de convertir el 
trabajo sociológico en un trabajo multidis-
ciplinar capaz de nutrirse de otras discipli-
nas en su buen hacer, y una herramienta 
indispensable para explicar los hechos de 
la historia.
Bajo el título “el concepto de revolución 
de Charles Tilly y las revoluciones de colo-
res”, Jesús de andrés y Rubén Ruiz Ramas 
ofrecen un enfoque diferente al sexto capí-
tulo del libro, analizando la idoneidad de 
utilizar la conceptualización, metodología 
y planteamientos teóricos que giran en 
torno al concepto de revolución empleado 
por Tilly, a las denominadas revoluciones 
de colores, a saber, la revolución rosa de 
Georgia (noviembre 2003), la revolución 
naranja de Ucrania (noviembre-diciembre 
2004) y la revolución de los tulipanes 
de Kirguistán (marzo 2005). Todas ellas 
denominadas por los autores del capítulo 
como revoluciones postelectorales. Para 
ello revisarán el concepto utilizado por Tilly, 
así como los estudios sobre revoluciones 
que realizó. además aluden a la concep-
tualización de las nuevas revoluciones en 
el cambio de siglo, contrastando los prin-
cipales elementos de la definición que da 
Tilly a las revoluciones analizadas por ellos: 
la incompatibilidad de los contendientes y 
la apertura de una situación de soberanía 
múltiple; el apoyo de un sector importante 
de la población; y la transferencia del poder 
por la fuerza. La conclusión a la que llegan 
es la idoneidad de aplicar a estas revolu-
ciones el concepto de revolución de Tilly.  
LIBROS / BOOK ReVIeWS • 453 
RIS, VOL.70. Nº 2, MaYO-aGOSTO, 445-472, 2012. ISSN: 0034-9712 
Tercera parte: acción colectiva y con-
tienda política contemporánea
Comienza esta parte del libro con el 
capítulo siete, “Movimientos sociales, 
elecciones y política contenciosa: constru-
yendo puentes conceptuales”, a cargo de 
Doug Mcadam y Sidney Tarrow. Un estudio 
aplicado que compara la acción de protesta 
con la práctica electoral y que resulta muy 
interesante por establecer a lo largo de 
sus páginas un continuo paralelismo entre 
movimientos sociales y elecciones. Fun-
damental la pregunta que se hacen al final 
del primer epígrafe, Movimientos sociales 
sin elecciones/elecciones sin movimientos 
sociales, donde plantean cuáles son las 
causas por las que existe una falta de 
atención a los movimientos sociales en los 
estudios sobre los procesos electorales y 
señalan una tendencia: la creciente influen-
cia del individualismo metodológico dentro 
de las ciencias políticas, que deja poco 
espacio en la teoría de los movimientos 
sociales para resaltar la dinámica colectiva 
y los procesos de influencia apoyados en 
redes. Termina el capítulo con un ejemplo 
empírico basado en el análisis sobre la 
contienda racial en los estados Unidos, 
a partir de seis “momentos”elegidos por 
los autores por considerarlos capitales 
en los anales de un tema tan crucial para 
la historia política estadounidense: del 
abolicionismo al Partido Republicano; la 
opción electoral (1860 y 1948); 1876 y 
el final del estado-movimiento; 1932 y el 
establecimiento del régimen electoral del 
New Deal; 1948: la revuelta de los dixícra-
tas; 1964: el Verano de la Libertad como 
ejemplo de movilización proactiva; y, por 
último, 1968: el sur (los republicanos) se 
subleva otra vez. el objetivo, según los 
propios autores, es mostrar “algunas de 
las formas cruciales en que interactúan 
los movimientos sociales y las elecciones”. 
Terminan su exposición haciendo alusión 
a cuatro modos de acercar el estudio de 
las elecciones y el de los movimientos 
sociales. en este sentido quiero destacar el 
llamamiento de atención sobre el poder de 
Internet como herramienta de movilización. 
Un poder que ha quedado demostrado en el 
análisis de las recientes revueltas a las que 
hemos hecho alusión al principio de esta 
crítica y que, por ejemplo, ha sido la base 
para la constitución del movimiento 15M. 
De esta forma, es resaltable la idoneidad 
de este capítulo en la aplicación de los 
sucesos acontecidos recientemente en el 
tiempo presente en el que nos movemos, 
y al estudio de los movimientos sociales 
que han caracterizado el 2011, entre ellos 
el movimiento 15M y las consecuencias que 
pudo tener en las elecciones autonómicas 
y Municipales del 22 de mayo en españa.
Bert Klandermans y Jacquielien van 
Stekelenburg se centran en la obra póstuma 
de Tilly Contentious Performances(2008b) 
en el capítulo octavo, titulado “Comparando 
las actuaciones contenciosas. el caso de 
las manifestaciones callejeras”. a partir de 
dicha obra, realizan un estudio de caso 
sobre las manifestaciones del 15 de febrero 
de 2003 en contra de la guerra de Irak. en 
concreto comparan las manifestaciones 
producidas en tal fecha en ocho países 
diferentes, presentando un modelo teórico 
con el objetivo de explicar las similitudes, 
las variaciones y los cambios. entre las 
conclusiones obtenidas, señalan la exis-
tencia de diferencias en la forma en la que 
los participantes de las manifestaciones 
454 • LIBROS / BOOK ReVIeWS
RIS, VOL.70. Nº 2, MaYO-aGOSTO, 445-472, 2012. ISSN: 0034-9712 
callejeras interpretan y reproducen el guión 
disponible, diferencias mucho más signi-
ficativas que las argumentadas por Tilly 
en su obra. Del mismo modo, secundan 
el llamamiento de Tilly “a la realización 
de investigaciones que comparen las 
actuaciones contenciosas en distintos 
lugares y momentos”. en un interesante 
análisis donde trasladan los contenidos 
y las propuestas del sociólogo al análisis 
individual, explican de forma contundente 
por qué los individuos deciden participar 
o no de estas manifestaciones y de cómo 
estas decisiones dependen, finalmente, 
del contexto.
el capítulo noveno, “Símbolos en movi-
miento: calendario y vampirismo simbólico 
en el nacionalismo vasco radical”, cierra 
esta parte de la obra. escrito por Jesús 
Casquete, desarrolla la relevancia de los 
modelos propuestos por Tilly a lo largo de 
su vida, incorporando al razonamiento los 
aspectos simbólicos y culturales con el 
objetivo de facilitar la comprensión de los 
movimientos sociales, utilizando todo ello 
para la realización de un estudio de caso: 
el análisis sobre el Movimiento de Libera-
ción Nacional del Pueblo Vasco (MLNV). 
Tomando como base la admiración por el 
trabajo realizado por Tilly a la hora de expli-
car los movimientos sociales y los motivos 
por los que adquieren relevancia en la 
fase contemporánea de desarrollo social, 
alaba la capacidad del autor para hacer 
una delimitación analítica de la categoría 
de movimiento social y de acción colectiva, 
para centrarse finalmente en analizar la 
simbología que integra un movimiento 
social, analizando su resistencia o no al 
paso del tiempo, así como su procedencia.
Casquete señala un amplio abanico de 
símbolos en torno al movimiento analizado: 
banderas, himnos, monumentos, perso-
najes y gestos corporales; pero también 
fechas en el calendario del MLNV: días 
ligados al martirologio comunitario; actos 
de bienvenida de etarras excarcelados 
o recién regresados del exilio; fiestas 
denominadas purificadoras; actos de 
protesta vicarios–sin contenido político—y 
otras fechas con resonancias históricas 
de tradición nacionalista y tradición de 
izquierda.  es en esta ocasión objeto de 
su estudio la celebración del 3 de marzo, 
basada en los trágicos sucesos acaecidos 
en Vitoria durante la huelga general del 3 
de marzo de 1976, que para el autor del 
capítulo constituyen un claro ejemplo del 
“proceso de vampirización de un capital 
simbólico del movimiento obrero, enten-
dido comola apropiación por parte de un 
actor sociopolítico de un símbolo que 
tiene su origen en otro actor y contexto 
históricos, con el valor añadido —añade 
Casquete— que este incorpora: fuente de 
identidad colectiva, activador de emociones 
y palanca movilizatoria”. Una tragedia que, 
como argumenta con una brillante capaci-
dad analítica Casquete, nada tuvo que ver 
con el hecho nacionalista vasco —se trató 
de una tragedia en la que murieron varios 
trabajadores obreros después de meses 
de huelgas y protestas para reivindicar 
mejores condiciones laborales y derechos 
para los trabajadores— y que, sin embargo 
ha sido vampirizadades de la década de los 
ochenta por parte del nacionalismo radical y 
su extraordinaria capacidad de movilización 
en la calle, alejando de su celebración  a 
otras fuerzas políticas o de izquierdas 
LIBROS / BOOK ReVIeWS • 455 
RIS, VOL.70. Nº 2, MaYO-aGOSTO, 445-472, 2012. ISSN: 0034-9712 
que también podrían haber luchado por 
el capital emocional y movilizador que 
conlleva la fecha. 
Cuarta parte: el análisis de la violencia 
política
encontramos en esta ocasión una 
reflexión de Jeff Goodwin sobre si es 
pertinente o no el uso conceptual de los tér-
minos “violencia política y terrorismo”. Una 
cuestión que le hará repasar las diferentes 
concepciones del terrorismo existente en la 
bibliografía de Charles Tilly. en este décimo 
capítulo, titulado “el enfoque relacional del 
terrorismo en Charles Tilly”, Goodwin enu-
mera algunos de los aciertos y problemas 
y ambigüedades que presentan, a su juicio, 
los trabajos del sociólogo e historiador. 
el capítulo once, “Puños, patadas y 
codazos en la regulación de la pobreza 
neoliberal”, a cargo de Javier auyero, 
analiza aquellos tipos de violencia menos 
visibles, en especial la violencia cotidiana 
aplicada a las clases sociales más desfa-
vorecidas, prestando especial atención a 
los denominados codos invisibles, término 
acuñado por Tilly que recoge lo esencial de 
las interacciones sociales. De esta forma, 
frente al puño visible —en el caso estudiado 
el estado argentino— existen otras fuentes 
invisibles de control de las acciones de 
los pobres, fomentando la represión del 
estado hacia los movimientos sociales de 
la gente pobre.  
Diego Palacios firma el capítulo doce 
titulado “Sin efesión de sangre. Protesta, 
policía y costes de la represión”. Un 
capítulo que analiza la represión estatal, 
evaluando los costes que supone para el 
propio estado en términos de legitimidad 
y de subsistencia, mediante el análisis de 
casos históricos.
Finaliza esta parte con el capítulo 13, 
a mi juicio uno de los más interesantes 
del libro. escrito por Laura Fernández de 
Mosteryrín y titulado “Sobre la capacidad 
transformadora de los acontecimientos: 
cambios en la legitimidad de la violencia 
política en el contexto de la guerra contra 
el terror”. Una reflexión sobre los aspectos 
culturales e ideológicos de la acción colec-
tiva, centrada en la legitimidad y aprobación 
pública del uso de la violencia en el marco 
de un conflicto. Todo ello aplicado al 11 
de septiembre de 2001, entendido como 
acontecimiento transformador, así como la 
emergencia de la guerra contra el terror, y 
las transformaciones que conllevan en un 
nuevo contexto de violencia socialmente 
tolerada.Señalar entre las consecuencias, 
los cambios en los niveles de tolerancia a 
la violencia en la opinión pública y en los 
discursos de los políticos, así como en los 
niveles de legitimidad. 
La obra concluye con una quinta parte 
titulada “a modo de conclusión” y confor-
mada por un único capítulo, el catorce, 
Recopilación y revisión de la bibliografía 
de Charles Tilly, del que ya hablamos al 
principio de esta crítica. 
Como conclusión cabe decir que el 
libro analizado constituye un trabajo funda-
mental para entender el tiempo presente. 
Recoge la trayectoria de Charles Tilly, la 
analiza y la aplica a múltiples ejemplos 
de nuestra realidad cotidiana, facilitando 
el entendimiento desde un punto de vista 
sociológico de  conceptos básicos como 
cambio social, conflicto político, democra-
tización, estado o revolución, analizando 
456 • LIBROS / BOOK ReVIeWS
RIS, VOL.70. Nº 2, MaYO-aGOSTO, 445-472, 2012. ISSN: 0034-9712 
las conexiones existentes entre la acción 
colectiva y el cambio a gran escala, dando 
pistas de cómo los más desfavorecidos 
pueden influir en la distribución del poder 
y la riqueza, como pueden darse nuevas 
formas de organización, las llamadas por 
Tilly nuevos repertorios de protesta que, 
si se dan las condiciones necesarias que 
activen la acción política, pueden llegar a 
producir importantes transformaciones en 
el mundo conocido. 
PILaR GóMIz 
Departamento de Sociología III de la 
Facultad de Sociología y 
Ciencias Políticas de la UNeD

© 2016 - 2017 Docmia. Todos los derechos reservados.