CUCARACHAS “Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana

CUCARACHAS “Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana - Page 1
CUCARACHAS “Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana - Page 2

Descargar

1 de 2

Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño


Documentos relacionados


CUCARACHAS “Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana Transcripciones

1 
 
CUCARACHAS 
“Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño 
intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso 
insecto. Estaba tumbado sobre su espalda dura, y en forma de caparazón y, 
al levantar un poco la cabeza veía un vientre abombado, parduzco, 
dividido por partes duras en forma de arco, sobre cuya protuberancia 
apenas podía mantenerse el cobertor, a punto ya de resbalar al suelo. Sus 
muchas patas, ridículamente pequeñas en comparación con el resto de su 
tamaño, le vibraban desamparadas ante los ojos”.  
Cuando Kafka,  en su Metamorfosis, recrea la imaginación con su 
personaje convertido en cucaracha, tengo la sensación de que nos está 
advirtiendo sobre un proceso de metamorfosis social y que, pasados tantos 
años, aún sigue vigente. Es la percepción de que nos invade la mediocridad 
y que nos vamos convirtiendo en insectos con caparazón quitinoso que nos 
arrastramos por los rincones oscuros de nuestra conciencia cómplice de la 
mezquindad. 
El hedor de la tacañería nos invade y dejamos que se encumbren los 
vulgares, aquellos que no generan conflictos a los Amos de la caverna, 
como nos recuerda Platón en su República.  Nos dejamos hacer y nos 
vamos convirtiendo en cucarachas fáciles de aplastar y a medida que el 
tiempo pasa nos resulta más difícil reconvertir la situación y como en el 
cuento de Kafka nos encerramos en la habitación de nuestras miserias y 
sentimos sobre nosotros el desprecio de aquellos que nos han ido 
adocenando. 
Resulta miserable observar con complacencia la vulgaridad que nos rodea  
y aceptar que “las cosas son así y que no podemos cambiarlas…”. Cada día 
2 
 
que pasa me siento más rodeado de sobonas cucarachas que con sus 
antenas me detectan e intentan convencerme que esto debe ser así y para mi 
vergüenza veo cómo, poco a poco, me estoy convirtiendo, yo también, en 
una oscura cucaracha, sin capacidad de reacción. 
Al igual que Gregorio Samsa, sólo entiendo a medias lo que nos está 
ocurriendo, pero ello no me imposibilita para comprender que la 
metamorfosis del asco y el hastío me va invadiendo a pasos agigantados.  
En algún rincón de mi conciencia aún queda algo de luz para reaccionar 
ante esta masa maloliente de cucarachas que nos está confundiendo y desde 
la mitad de ser humano que aún me queda elevo mi grito más estentóreo 
contra la mediocridad, contra la infamia de la mediocridad que como una 
carcoma obscena nos va penetrando… 
Me resisto a pensar que terminaré olvidado y luego barrido, como con la 
escoba se barren las cucarachas muertas,  de lo que quedó del putrefacto ser 
que no supo rebelarse.   
 
 
Juan Manuel de Faramiñán Gilbert 

© 2016 - 2017 Docmia. Todos los derechos reservados.